Contacto:

hernanlongoni@gmail.com

Buscar este blog

El FMA-20 Boyero

Por Hernan Longoni.


El primer prototipo, unico aparato fabricado por la FMA. Foto: ???/Coleccion Hernan Longoni


















El LV-YGA en el Centro Universitario de Aviación. Foto: Francisco Halbritter, Revista ALAS.

















La Sra. Oyarzun posa frente a su orgulloso Boyerito. Foto: Victor Giannini.





















El querido Boyerito LV-NZP en una solitaria tarde en San Fernando. Foto: Victor Giannini.

FMA 20 “El Boyero”,
cabezas de serie y una historia particular


El t-01

Inspirado en el “Taylorcraft”, del cual conservó el aspecto general, pero con el cual tuvo diferencias, el modelo FMA 20, bautizado “El Boyero”, perteneció a la dotación de la Fuerza Aérea Argentina durante largos y provechosos años.

Diremos pues que una de las principales diferencias con el Taylor era que el “Boyerito” (como se lo llamaba) carecía de compensadores y de trim, lo cual tornada el trabajo de pilotaje en una actividad ciertamente absorbente. En efecto, la ubicación del tanque de combustible delante del parallamas hacía que cuando éste estuviera lleno el avión tendiera a irse de nariz, mientras que, por el contrario cuando se vaciaba quedaba “pesado de cola”.

La Fábrica Militar de Aviones, abocada por entonces a la construcción de aeronaves de combate, utilizó un método por entonces novedoso en la fabricación, tal es el de construir dos prototipos y delegar la construcción en serie en contratistas privados.

En homenaje a la brevedad (toda vez que no se trata de un estudio sobre la industria privada), diremos que la elegida inicial fue la firma “Sfreddo & Paolini”, la cual no pudo hacer frente a la construcción de la mentada serie por cuanto la segunda guerra mundial tornaba imposible la obtención de materiales estratégicos.

El primer avión salió de la mesa de dibujo en 1939 y el “Construction number” (aunque aquí no se lo llamaba así) 01 se concluyó en 1940, estando listo para ser probado ante personal de la fábrica el 02 de noviembre de ese año, vuelo que se cumplió sin novedad.

El aparato permaneció para evaluaciones en la FMA hasta el 5 de mayo de 1941, en la que se lo libra al servicio activo en la II Brigada Aérea, junto al resto del material “El Boyero” que era adquirido a la firma “Petrolini Hnos.” que se había hecho cargo de la serie, haciendo las primeras entregas en 1949.

El aparato construido por la FMA presentaba características propias, tales como el motor, que en este caso fue el Continental A-50 de 50 HP, hermanado a una hélice FMA Nro. 1, de madera con blindaje de cobre y revestimiento de tela.

En el caso del aparato que nos ocupa, el motor era el Continental A-50 Nro. 1219128, reemplazado mas tarde por un Continental A-65 de 65 HP.

Esta aeronave fue dada de baja de la FAA luego de largos años de actividad, pasado al ámbito civil siendo dado de alta en el Registro Público de Aeronaves el 08-03-1956 como LV-ZLF.

En la actualidad se nos informa que esta en buen estado y mantiene la condicion de vulo, en el aeródromo de General Rodríguez, Pcia. De Buenos Aires.

El LV-YGA

El único aparato que construyera “Sfreddo & Paolini”, llevó el C/N 002 y jamás perteneció a la FAA. Luego de un breve período en la FMA para pruebas se lo dio de alta en el ámbito civil el 22 de abril de 1942, matriculándoselo LV-YGA. Este aparato permanece volando hasta la actualidad.

El LV-NZP

Pasada la guerra y superada la crisis de materiales estratégicos, la FMA perseveró en su idea de tercerizar su producción, encargando la construcción de “El Boyero” a la Firma “Petrolini Hnos.” que no poseía experiencia en el rubro.

Pese a ello los aviones comenzaron a salir de la línea de montaje y a nutrir a la FAA (que los usó como aviones de enlace en la cantidad de 24) y al ámbito de la aviación deportiva.

De ellos, el primero, que a rigor de verdad llevó el C/N 003 que fue el segundo construido civilmente llevó matrícula LV-NZP y fue dado a la pionera de la aviación nacional, la Sra. Fedelina Oyarzún, nacida en Las Flores, Pcia. de Buenos Aires, siendo dado de alta en el RPA el 14 de octubre de 1947.

Esta excelente piloto batió el record mundial de looping femenino a bordo de un Piper PA-11 en la década del 40.

Antes de serle entregado este avión, la Sra. Oyarzun había tenido un tremendo accidente a bordo de su FW-44J “Stieglitz” en el cual sufrió terribles heridas y desfiguración de rostro.

A consecuencia de tal, le es donado el Boyero en cuestión, con el cual impartía lecciones de vuelo.

Este avión, en ocasión de la llamada “Revolución libertadora”, que derrocara al Presidente Perón, ocurrida el 16 de septiembre de 1955, fue quemado por cuestiones políticas, por cuanto su propietaria había recibido oportunamente, en mérito a sus logros, la “Medalla peronista de la Lealtad”.

Un párrafo y una mención

El material y la historia del LV-NZP de este pequeño resumen llegó a mi poder de las mejores manos, de las manos de un amigo.

Si hiciera falta definir a la persona que me lo dio bastaría contar lo que pienso compartir con Uds. Pese a lo cual yo ya era conciente (como el resto de quienes tenemos el honor de conocerlo) de quien es mi AMIGO Don Victor Giannini.

Llegó a un asado de amigos con un sobre de papel madera antiguo en sus manos y una sonrisa (casi como la de siempre pero mejor) se dirigió a mi y me dijo “Hernan, esto es para vos”, me sorprendí, abrí el sobre y me encontré dos fotos antiguas en blanco y negro (las cuales comparto ahora con Uds.) y una nota en la que me contaba la historia, SU historia.

Piloto de muchísimos años y horas de vuelo, con una hermosa y gran familia formada, me daba estas fotos de su instructora, la que lo guió en sus primeros pasos en la aviación, la que –en sus palabras- no lo había echado a escobazos cuando de pibe se aparecía por el mágico mundo de los hangares de San Fernando a ver aviones y en quien seguramente pensaría mas de una vez en la cabina del MD-80 que voló como Comandante años después.

No era una foto cualquiera, era el original, prolijamente guardado en un sobre de años, denotando un afecto del que pocos somos capaces.

Ese SEÑOR ha tenido la enorme deferencia de concederme el inmerecido honor de ser mi amigo -a pesar de la diferencia generacional- y de compartir conmigo y con todos su don de gentes y sus historias, plagadas de anécdotas y de buenos sentimientos. Y también ha tenido la generosidad de dejarme compartir con Uds. esta pequeña historia de la cual, como es costumbre en la familia aeronáutica, los aviones son la mera excusa.










Plantilla oficial del Ministerio de Aeronautica para el FMA-20 "El Boyero".

Ideal para restaurar su aeronave o para su aeromodelo.


Fuentes:

“El Boyero (FMA 20)” por Francisco Halbritter. Revista ALAS Nro. 8, Octubre 1994.
“Arqueología Aeronáutica Argentina” www.aeroarqueologia.com.ar
Dirección de Estudios Históricos de la Fuerza Aérea Argentina.
“Nociones de historia de derecho político”, S. Y M. Lopez Surini, Ed. Coop. De Derecho y Ciencias Sociales.
Victor Giannini.

3 comentarios:

  1. Muy linda historia y bien contada.
    Agregando que a la fecha actual 21-5-11 el LV-ZLF sigue volando vigorozamente como el primer dia y en perfecto estado general.

    MIGUEL SCHEININ

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, me alegra que este volando! Ya agregue la novedad a la nota.

    ResponderEliminar
  3. buenisima historia! Agrego que el LV-YXE sigue volando promocionando un parque de diversiones, actualmente se encuentra volando en Bahía Blanca mañana le voy a ir a sacar fotos, si queres te paso algunas.

    ResponderEliminar